Química en la vida cotidiana: ácidos y bases

Los ácidos y las bases son compuestos químicos que participan en transformaciones químicas de gran interés, como la digestión o la limpieza del cuerpo mediante jabones y champús adecuados. Además, son partícipes en muchas actividades humanas: la fertilización de los suelos, la fabricación de medicamentos como la aspirina y las reacciones químicas que tienen lugar para la formación de muchos compuestos en la industria.

Tanto los ácidos como las bases presentan una serie de características que los diferencian entre sí. Los ácidos tienen sabor agrio, cambian el color de muchos colorantes orgánicos y reaccionan con numerosos metales desprendiendo hidrógeno mientras que las bases tienen un sabor amargo y cambian el color de colorantes orgánicos en sentido opuesto al realizado por los ácidos.

Los ácidos y las bases se encuentra formando una serie de productos que se pueden encontrar presentes en nuestra vida cotidiana, tales como el vinagre (ácido acético), el ácido cítrico del zumo de limón o de naranja y la aspirina (ácido acetilsalicílico): todos son compuestos químicos ácidos, mientras que los compuestos básicos que se pueden encontrar en nuestra vida cotidiana, pueden ser el hidróxido de sodio (que se utiliza como limpiador), el polvo de hornear (bicarbonato de sodio) y todos lo antiácidos contra la acidez estomacal, formando así parte de muestra vida tanto los ácidos como las bases en diversos productos cotidianos.